sábado, 10 de enero de 2009

Un antídoto para jefes tóxicos



No importa qué clase de jefe usted tiene que enfrentar - agresivos, estresantes, los que sufren la pesadilla de la indecision, etc. - la profesora de Harvard Annie McKee sugiere que existen acciones positivas que se pueden tomar para neutralizar la toxicidad de los supervisores problemáticos:

No lo tome en forma personal.
No permita que la gente tóxica afecte su auto estima. Sus amenazas, ironías, su veneno cínico es un problema de ellos, no de usted. Aumente de forma consciente sus defensas de manera que las toxinas no puedan entrar.

No comprometa sus valores frente a las emociones tóxicas de otras personas.
Sorprende lo fácil que es "deslizarse" y hacer cosas que en otras situaciones jamás haríamos. Por lo tanto, revise sus reacciones cuidadosamente.

Sea consciente del (natural) deseo que usted tiene de pelear, de devolver, de sabotear, de tomar revancha. Si usted lo hace, usted se vuelve parte del problema.

Combata la sensación de sentirse víctima de los tiranos que lo rodean. 
Las víctimas se alimentan del veneno. Reconozca su energía personal y su resiliencia, y actúe en base a ellas.

Todos estos pasos exigen un elevado (y a menudo difícil) nivel de auto control. Pero ciertamente son mejores que las alternativas: desesperarse o meterse en la cama y esconderse bajo las sábanas todos los días. McKee también recuerda que “las emociones son contagiosas”, por lo que si usted no es parte de la solución, usted es parte del problema.

-------------------------------------------------------------------------
Las buenas empresas tienen buenos líderes, y eso se puede aprender.
TALLER DE CAPACITACIÓN "DIRIJA SU EQUIPO"
En Córdoba, Argentina. Viernes 14 de julio de 2017.
--------------------------------------------------------------------------
Contenido relacionado:
¿Qué piensan los empleados de sus jefes?
Liderazgo: el arte de delegar
Ideas sobre liderazgo: resolver conflictos

No hay comentarios: