viernes, 26 de junio de 2009

Concentrarse en el servicio

En la situación actual de los negocios es fácil perder de vista qué es lo importante: ayudar a otras personas. Si usted se concentra en brindar un buen servicio a otras personas, más que en ganar mucho dinero, al final va a lograr ambas cosas. Pero no pierda de vista cuáles son sus prioridades. Revise regularmente su enfoque y asegúrese de que sus motivos y sus actitudes son correctos.

Un punto adicional a tener en cuenta es que usted no puede ser acusado ni puede sentirse culpable por querer ganar dinero. Usted tiene el derecho a esperar ser compensado por el trabajo que usted realiza en favor de las demás personas. No minimice el valor que usted agrega a las personas o a las empresas con las que usted trabaja. Su conocimiento y su competencia, al ser bien utilizados, mejoran las vidas y los negocios de aquellos con los cuales usted interactúa. Por lo tanto, ¿por qué sentirse mal por esperar una retribución apropiada a esa contribución?

Todos queremos pensar que aportamos algo importante a nuestro mundo. Por desgracia, demasiadas personas creen que tienen que hacer "grandes cosas" para marcar una diferencia. Debido a esa actitud, algunos terminan no haciendo nada. Todos nosotros podemos, como vendedores, líderes o simplemente empleados que atienden a clientes, comprometernos a ayudar a otras personas a mejorar sus vidas, incluso si ese aporte no es más que una palabra amable, o dar una mano en algo, o una generosa contribución de nuestro tiempo. Las personas realmente exitosas han aprendido que es este el verdadero secreto de su éxito.