domingo, 22 de noviembre de 2009

Capacidad de respuesta

Usted no es necesariamente responsable de todas las cosas que le pasan. Las acciones de otras personas pueden afectarle. Y si bien las causas de su malestar pueden ser externas, hay un buen antídoto para estas situaciones.

Podemos denominarlo "capacidad de respuesta", es decir, la habilidad de tener una reacción favorable a una situación desfavorable en la que nos encontramos, y no por nuestra culpa.

Si a usted le sucede algo inesperado, preguntarse "¿Por qué me tiene que pasar una cosa así?" hace que usted se sienta todavía peor. Una respuesta mejor puede ser: "Preferiría que esto no hubiera ocurrido, pero dado que ya ocurrió, voy a hacer las cosas lo mejor posible para salir adelante."

La capacidad de respuesta pone en marcha un proceso en el cual usted deja de lado la "mala suerte" y se pone a buscar las oportunidades de cada stuación, por más desafortunada que sea.

No siempre somos responsables de los golpes que recibimos, pero si contamos con capacidad de respuesta podemos liberarnos de los efectos negativos de las personas y de las cosas que están fuera de nuestras posibilidades de control.

Para decirlo de otra manera, si usted me hace algo malo, es su culpa, pero si yo me quedo quejándome y sufriendo, ya pasa a ser mi culpa, porque fallé en utilizar de manera efectiva mi capacidad de respuesta.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

CURSO INTENSIVO DE CAPACITACIÓN 

"CÓMO HACER PRESENTACIONES EFICACES"

Técnicas que usan los expertos para presentar ideas, hechos y propuestas
de manera convincente.

En Córdoba, Argentina. 
Martes 31 de marzo de 2015, de 15.00 a 20.00
Vacantes limitadas.

Inscripciones abiertas. 
Actúe ahora mismo y aproveche el descuento especial por 
inscripción anticipada.
---------------------------------------------------------------------------------------

2 comentarios:

Abel Hidalgo dijo...

Tiene absolutamente toda la razón, en el pasado justo por ese motivo proyectos de emprendimiento empresarial se vinieron abajo.

Es muy importante saber racionalizar las situaciones adversas y gestionarlas adecuadamente, por experiencia propia y después de mucho meditar sobre lo que a mí mismo me ocurrió puedo decir que a día de hoy, los resultados obtenidos habrían sido muy distintos.

Hay un pretexto fácil que además de la "mala suerte" es muy utilizado entre las personas que hemos pasado por situaciones así y es que para autoconvencerse es muy común escuchar "todo tiene una explicación y si ha salido mal ha sido porque no debía seguir con ello" o "si no tengo que hacerlo, que la vida me ponga la primera piedra"

Una vez mas, un artículo muy práctico y de mucha utilidad para las personas que por circunstancias se han visto superadas ante situaciones poco favorables.

Un muy cordial saludo.

Lic. Alejandro Wald dijo...

Abel, gracias por comentar.

Saludos,


Alejandro