jueves, 25 de febrero de 2010

"Lo tengo que pensar"

Cuando un "prospecto" le diga "lo tengo que pensar"...no haga nada de nada. Espere pacientemente 3 minutos. Cuente hasta 180.

El silencio produce un espacio para que el "prospecto" brinde más información. Como la mayoría de los prospectos se sienten incómodos con el silencio tienden a darle más detalles sobre sus objeciones en los 2 o 3 segundos siguientes.

Cuando el "prospecto" reacciona, va a revelar sus verdaderas preocupaciones. Tal vez necesite una propuesta formal para elevar a su propio jefe. Tal vez está esperando que se apruebe una ampliación de presupuesto. O tal vez está esperando que otro vendedor le traiga una solución alternativa.

Sea lo que sea lo que el prospecto le revele, va a ser una información de mucho valor para usted.


¿Quiere aprender las técnicas más efectivas para cerrar ventas?
haga click aquí