sábado, 28 de mayo de 2011

¿Cómo era tu nombre?

El nombre es muy importante para cada persona. La habilidad para acordarse de un nombre puede ser de mucha ayuda para mejorar su credibilidad y para ganar el respeto de los demás. Cuando usted se encuentra con alguien puede diferenciarse recordando sus nombres.

Parece simple, pero me he encontrado con muchas personas que se olvidan del nombre de alguien pocos minutos después de haberlo conocido.

Aquí van tres estrategias para prevenir situaciones como la mencionada en el párrafo anterior.

1. Haga el esfuerzo. Para acordarse del nombre de alguien es necesario concentrarse en escuchar cuando nos presentan a la persona. En vez de pensar en lo que va a decir, escuche atentamente a la otra persona cuando se saludan.

2. Repita los nombres. Después de presentarse, diga "es un placer conocerlo, señor/a (y aquí inserte el nombre). Esto ayuda a insertar los nombres en su banco de memoria.

3. Use el nombre de la otra persona unas pocas veces. Durante su conversación, busque dos o tres oportunidades para usar el nombre de la otra persona. Esta es una excelente forma de evitar el olvido del nombre.

Esta no es una típica "habilidad de ventas" pero ayuda a crear relaciones de afinidad con nuevos clientes y con personas con las que usted se encuentra en reuniones y eventos.

2 comentarios:

Verónica Ruscio dijo...

Totalmente de acuerdo, Alejandro. Tiene que ver con que a todos nos gusta escuchar nuestro nombre en boca de los demás.

En la escritura es lo mismo. Por eso tiene más efectividad la correspondencia personalizada.

Saludos.

Lic. Alejandro Wald dijo...

Gracias por comentar, Verónica.

Saludos,



Alejandro