sábado, 14 de abril de 2012

Las 10 pesadillas de los presentadores

En los talleres de entrenamiento sobre presentaciones orales, cuando pregunto a los participantes cuáles son sus preocupaciones, por lo general presentan unalista de factores muy parecidos. Aquí presento las 10 "pesadillas" más comunes, en un orden arbitrario y con algunas sugerencias para superarlas.

1. Mariposas en el estómago. Sin cierto nerviosismo, que puede ayudarlo a concentrarse en lo que tiene que hacer, probablemente lo haría peor. Una buena parte de esa sensación se desvanece al poner manos a la obra, pero puede ayudarse a superarlo de distintas maneras. Por ejemplo:
- Respire hondo varias veces antes de comenzar y no olvide hacer pausas para respirar;
- Tome un sorbo de agua antes de comenzar;
- No coma pesado antes de una presentación;
- No deje de comer algo, o junto al aleteo de las mariposas pueden aparecer extraños quejidos del estómago.
- Nada de alcohol.

2. La boca seca. Esta se cura fácilmente. Siempre tenga un vaso de agua lleno a mano. Aunque no lo use, saber que lo tiene ahí es tranquilizador.

3. No saber qué hacer con las manos. La mejor solución es darles algo para hacer, apoyarse en el atril o tener un puntero, o hacer cada tanto un gesto. Pensar en ellas empeora las cosas.

4. No saber qué volumen de voz usar. Imagine que está hablándole a la persona que está más lejos de usted en la sala. Lo mejor es hacer un ensayo antes d ela presentación. La regla general: es preferible hablar alto que bajo.

5. Reacciones hostiles. La gran mayoría de las audiencias quieren que todo salga bien. Quieren acompañarlo. Lo único peor que saber que uno está haciendo una mala presentación es estar en el auditorio: piense en ello.

6. No tener material suficiente. Este temor se supera con una buena preparación de la presentación.

7. Tener material de más. Igual que en el punto 6.

8. Perderse. También está relacionado con la preparación. Sus notas de orador deben estar organizadas de modo tal que usted no se pierda.

9. Quedarse en blanco. Pero, ¿por qué podría pasarle esto? Los factores anteriores podrán ayudarlo. Lo mismo que la preparación. Y si le sucede, piense que lleva pocos segundos retomar el hilo.

10. Calcular mal el tiempo. Para esto también sirve tener unas buenas notas.

Poca gente puede hablar frente a un auditorio sin prepararse. Fue Mark Twain el que dijo: "Por lo general me lleva tres semanas preparar un buen discurso espontáneo." Como en casi todas las cosas, la clave del éxito está en la preparación.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

CURSO INTENSIVO DE CAPACITACIÓN 

"CÓMO HACER PRESENTACIONES EFICACES"

Técnicas que usan los expertos para presentar ideas, hechos y propuestas
de manera convincente.

En Córdoba, Argentina. 
Martes 31 de marzo de 2015, de 15.00 a 20.00
Vacantes limitadas.

Inscripciones abiertas. 
Actúe ahora mismo y aproveche el descuento especial por 
inscripción anticipada.
---------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios: